¿Por qué puede interesarme un Plan de Pensiones?

Un Plan de Pensiones, es uno de los instrumentos más utilizados, para realizar un ahorro periódico y de largo plazo con vistas a la jubilación.

Su funcionamiento es muy simple, ya que el ahorrador solo tiene que preocuparse de ir haciendo aportaciones en la medida de sus posibilidades y dejar que pase el tiempo hasta su jubilación. Una vez que esta llegue, podrá rescatar el importe acumulado en forma de capital (todo de una vez), en forma de rentas o combinando ambas.

Los Planes de Pensiones, al igual que los Fondos de Inversión, son Instituciones de Inversión Colectiva, es decir, instituciones que captan el dinero de muchos inversores para hacer una gestión conjunta del patrimonio. Esta gestión es realizada por un equipo profesional de gestores, quien en función de las pautas determinadas de antemano por el folleto de la IIC, podrán invertir en diferentes tipos de activos (renta variable, renta fija, inmuebles…).

Lógicamente, antes de contratar un Plan de Pensiones, el ahorrador dispone de toda la información sobre los criterios de rentabilidad y riesgo asociados a la política de inversión del Plan, por lo que podrá elegir que riesgo quiere asumir en todo momento. Al igual que en los Fondos de Inversión, existen Planes para todo tipo de perfiles de riesgo, desde los más conservadores a los más agresivos.

Ventajas de contratar un Plan de Pensiones

 

Una de las grandes ventajas de los Planes de Pensiones, es que hasta un determinado nivel, las aportaciones de ahorrador tienen la posibilidad de ser desgravadas en el IRPF, deduciendo con ello la base imponible y proporcionando un importante ahorro fiscal al contribuyente. Es por ello que suelen ser productos más interesante para ahorradores con ingresos elevados, que para ahorradores con rentas medias o bajas.

En nuestra opinión, vemos más interesantes los Fondos de Inversión que los Planes de Pensiones para preparar la jubilación, pero bien es cierto que para aquellas personas que tengan ingresos elevados, la deducción fiscal de los Planes es muy atractiva, por lo que no vemos mal la idea de combinar dentro de una cartera de inversiones, ambos instrumentos, con la idea de conseguir la máxima eficiencia aprovechando las ventajas de cada uno de ellos.

¿Cuánto nos podemos desgravar?

 

Lo máximo que podemos desgravarnos, es la menor de estas cantidades: 8.000€ o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.

¿En qué supuestos podemos rescatar un Plan de Pensiones?

 

Como hemos comentado al principio, este es un producto que está orientado a la jubilación, por lo que no puede rescatarse con anterioridad a esa fecha (al contrario que los Fondos de Inversión que pueden reembolsarse en todo momento), salvo que se den una serie de supuestos:

– Desempleo de larga duración

– Incapacidad laboral permanente

– Fallecimiento

Desde enero del 2025, se podrán rescatar aquellas participaciones con una antigüedad mínima de 10 años, algo que ha sido incorporado recientemente.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *