El sector de automoción lastra hoy al mercado alemán.

Continúa la tranquilidad en los principales mercados internacionales, tras unas últimas semanas marcadas por la volatilidad y las caídas provocadas por dos factores principalmente, las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, provocadas por los aranceles al acero impuestos por Trump y las posteriores declaraciones del Presidente norteamericano contra el gigante asiático; y por otro lado, el incremento de las tensiones en Siria, que ha vuelto a enfrentar (afortunadamente y por el momento, solo con declaraciones) a Estados Unidos y Rusia.

Sin embargo, estas dos últimas semanas han estado mucho más tranquilas, y a ello ha contribuido el comienzo de la temporada de resultados empresariales, que por el momento no está generando demasiadas sorpresas.

En el día de hoy, hemos tenido subidas en las principales plazas europeas, con la salvedad del DAX (bolsa alemana), que se ha visto perjudicada por los malos resultados y empeoramiento de perspectivas de Continental, una de las principales empresas del sector automoción, que es de los que más pesa en el índice alemán.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.