¿Están todos los inversores preparados para operar con acciones?

El gran inversor norteamericano Warren Buffett, además de muchos libros y teorías de inversión se caracteriza por haber dicho algunas frases que se toman como ejemplo en cualquier curso o escuela de inversión. Una de estas frases, dice lo siguiente: si usted no está dispuesto o preparado para perder un 50% de su inversión, no invierta en bolsa.

Traemos a colación esta frase en un momento en el que los mercados están corrigiendo con fuerza y muchos inversores que han comprado renta variable en los últimos meses, están sufriendo perdidas de cierta magnitud en sus inversiones.

Por norma general suele haber dos tipos de inversores en renta variable, los que invierten a sabiendas de que los mercados suelen sufrir fases alcistas y fases de corrección, y que tienen claro por tanto que sus inversiones están expuestas a la volatilidad de los mercados; y aquellos inversores que invierten en bolsa con la esperanza de ganar grandes rentabilidades, pero sin tener presente que en momentos de correcciones, también pueden tener grandes pérdidas.

Para nosotros, es bastante habitual hablar con inversores que tienen acciones y que realmente no tienen perfil para tenerlas. El motivo de que este tipo de inversor suela tener acciones en cartera suele tener más de un denominador común: alguien que les ha dicho que en la bolsa siempre se gana a largo plazo; alguien les ha dicho que determinado valor está barato; alguien les ha dicho que él siempre gana con acciones; alguien les ha dicho que determinado valor siempre sube…

Nuestro consejo es que a la hora de invertir en acciones, le hagan caso al señor Warren Buffett. Es decir, dejen a un lado las perspectivas de ganancia y piensen en las potenciales pérdidas en un mal escenario de mercado. Si pueden afrontar una situación de pánico bursátil con relativa comodidad, entonces están preparados para tener acciones, pero si no, lo que tienen que hacer es buscar productos alternativos para invertir, como los fondos de inversión, la renta fija…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.